La recuperación financiera: Cómo volver a encaminarse después de una adicción

recuperación de la adicciónCuando tomas el primer paso hacia la recuperación, tal vez te sientas asustado, ansioso y agobiado. Pero mientras sigues el camino de alejarte más y más de tu adicción, empiezas a sentirte empoderado, animado e incluso inspirado. Es decir, hasta que empiecen a llamar los acreedores. La deuda que acumulaste por causa de tu adicción no está esperando que te recuperes completamente. Los prestamistas te están persiguiendo ahora mismo y el estrés que esto produce podría ser tanto que te causaría una recaída. . . o peor.

Por lo menos, así fue para David, un señor del estado de Tennessee que estaba recuperándose de su adicción a la metanfetamina y aprendió rápidamente cómo la adicción puede llevarte a la quiebra económica. Durante sus períodos más oscuros de la adicción, David sacaba préstamos en efectivo y préstamos con interés alto, vendía sus objetos de valor – incluso su carro – y agotaba el límite de sus tarjetas de crédito. Ya cuando la deuda se venía encima de él, el estrés y la depresión eran demasiado intensos y se puso un rifle en la cabeza y se disparó.

Afortunadamente, sobrevivió.

En ese momento, empezó el largo pero esperanzador camino hacia la recuperación financiera después de su adicción. Más allá que la agitación y el trauma de manejar la adicción en sí mismo, tanto tú como tus seres queridos sufren a menudo por causa de la carga adicional de las dificultades financieras. Ahora hay presión de todo lado – para reencaminarte, quedarte sobrio, hacer compensación y recuperar tu crédito. No obstante, no estás solo, ni eres impotente. Aquí están algunas maneras de manejar los efectos colaterales de la adicción y trabajar para construir un futuro financiero robusto.

Aprende de la sabiduría de la tortuga: poco a poco, lento y constante, se gana la carrera

Es una situación común – una persona recién recuperada de su adicción se siente más viva que nunca, lista para entrar otra vez en el mundo, sólo para tropezar repetidamente o incluso caerse . . . golpeándose duro. Te puedes sentir revitalizado y recargado, y seguramente debes disfrutar de la alegría y el empoderamiento de la recuperación, pero acuérdate que hay que controlar el ritmo. La vida se va a mover diferente ahora, y tu mejor interés es darte el tiempo para ponerte al día y ajustarte. Puede significar que tienes que empezar con lo básico, incluyendo organizar tus metas financieras para empezar con algo razonable.

finanzas en recuperaciónPrimero, llama a todos tus acreedores. Tendrás que abrirte y contarles de tu situación, dejándoles saber que estás trabajando para corregir tus finanzas, pero va a ser un proceso lento. No quiere decir que te vayan a dejar de llamar, pero el hecho de que empieces a comunicarte abiertamente y libremente muestra tu buena fe, y te puede ayudar a ganar más tiempo. Esto incluye también tu familia y tus amigos que te han prestado dinero. Las llamadas con ellos podrían ser las más difíciles que tienes que hacer, pero el primer paso de salir de la deuda es asumir la responsabilidad y tomar las decisiones necesarias.

Segundo, analiza tu experiencia de hacer presupuestos, o la falta de hacerlos. Ya es la hora para priorizarlo. Aprende cómo desarrollar un presupuesto y cumplirlo. Usa una hoja de cálculo para registrar tus gastos actuales y lo que puedes hacer para minimizarlos. Toma el tiempo para analizar cualquier compra innecesaria que haces, como tu café moca diario, o alguna suscripción de revista o descargas de música que puedes dejar. Luego, mira y analiza cuánto te queda. Resuelve cuánto necesitas ahorrar, y empieza a priorizar la deuda que vas a pagar primero.

Analiza el daño y prioriza tus necesidades financieras

La recuperación después de una adicción es un proceso, y la recuperación financiera es sólo un paso de muchos para poder recuperar tu vida. Si has dañado tu crédito durante tu adicción, tienes que tomar la responsabilidad y poner voluntad para arreglar tus finanzas. Si estás trabajando con un programa de recuperación de adicción, es probable que tengan consejos financieros, recursos o incluso colaboración para volver a empezar.

Aquí están algunos consejos para que empieces a arreglar tus finanzas ahora mismo y recuperar tu crédito:

  • Empieza a buscar trabajo: Ahora recuerda, “poco a poco, lento y constante,” es el lema, y tal vez no estés listo para el estrés o el ritmo del mismo trabajo de 9am a 5pm que tenías antes o durante tu adicción. Sin embargo, si te sientes listo para volver al trabajo y necesitas efectivo para empezar a pagar tus deudas, considera la posibilidad de trabajar a tiempo parcial o con una agencia de trabajo temporal hasta que te sientas cómodo para volver a tu profesión.
  • Obtén un reporte de crédito: No esperes que tengas ingresos regulares; sigue adelante y obtén un reporte de crédito para analizar la realidad de tu situación financiera. Un reporte de crédito no sólo explicará tu solvencia crediticia en total, sino que, aún más importante, te da una idea sobre cuánto debes y a quién le debes. Puedes enterarte de cualquier error y averiguar cuáles son los pasos para arreglarlo.
  • Habla con tus acreedores: Ya es la hora de negociar. Cuando admites que debes dinero y estás dispuesto a pagar, la mayoría de los acreedores estarán dispuestos para sentarse en la mesa de negociación. Dependiendo del monto que debes, puedes pedirles que aumenten el plazo para pagar, reduzcan los intereses o acepten un pago único reducido.
  • Sé cumplido con respecto a pagar las facturas a tiempo: No dejas que tu enfoque sea sólo de tus deudas anteriores; también tendrás que pagar tus facturas actuales a tiempo. Si sigues pagando las facturas antes de la fecha límite, tu capacidad crediticia se mejorará.
  • Diseña un plan financiero: Aquí es dónde tu capacidad para hacer un presupuesto es un factor. Has vuelto al trabajo, has hablado con las personas dueñas de tus deudas pasadas y has organizado un presupuesto mensual para pagar tus facturas a tiempo. Si tienes muchos pagos atrasados, es fácil sentirte agobiado, lo cual puede producir mucho estrés emocional que te haga volver a la adicción. La mejor manera de combatir esto es crear un plan financiero realista y cumplirlo. Una parte – pero no todo – de la estrategia debe ser cómo vas a pagar las deudas. Pon (y celebra) tus avances, por ejemplo poder terminar de pagar la deuda completa de una tarjeta de crédito dentro de los próximos tres meses.

Reúnete con un asesor financiero

buscar trabajo en recuperaciónSi tienes acceso a un asesor financiero, tendrás un recurso invaluable para organizar tu deuda acumulada, mientras también te preparas para el futuro que sueñas. Un asesor financiero te puede mostrar el camino para reducir e incluso eliminar tu deuda. Además, los asesores financieros te pueden aconsejar cómo controlar las finanzas de la casa o cómo designar a alguien que pueda hacerlo, para que puedas proteger tu dinero y crédito en caso de una recaída, y evitar que vuelvas a la misma situación de endeudamiento. Un asesor financiero también puede asesorar tu situación específica financiera y proponer un plan de reactivación que funcione como tú quieras y con el ritmo que sea mejor para ti.

Lo más importante es tener paciencia y compasión contigo mismo. Has hecho mucho, así que no dejes que lo que te falta te intimide. Tienes el derecho a una vida sana y feliz, y resolver y asegurar tus finanzas es una manera de aliviar tu carga durante el proceso de la recuperación. Toma tu tiempo y sé honesto contigo mismo y con otros. Las deudas son una fuente principal de estrés y pueden desencaminar a muchas personas con adicciones. Sé claro que estás trabajando en eso para lograr la estabilidad financiera con el tiempo.